Cerrar

Antimineros dejan en el olvido a víctimas de Conga

Lizeth Vásquez es una activista que durante las protestas en contra el Proyecto Conga participó activamente llevando apoyo a diversas delegaciones que llegaban a la capital de la región, así como la realización de las ollas comunes.

Precisamente en una de esas ollas comunes ubicadas en el óvalo Bolognesi se produjo un violento enfrentamiento entre la Policía Nacional del Perú y las mujeres que se encontraban cocinando, producto de ello Lizeth, quien todavía era menor de edad resultó con fuertes contusiones e inconsciente.

Esto generó que se denunciará de manera oficial a la Policía con el fin de sancionar a los malos efectivos que reprimieron con violencia a las mujeres aquel día, sin embargo, la ley en nuestro país suele ser tan curiosa que Lizeth Vásquez ha pasado de ser denunciante a denunciada.

Según nos cuenta la joven, el caso dio un giro inesperado y sorprendente cuando la fiscalía de Chiclayo pidió nueve años de prisión efectiva para ella, lo cual era impredecible, pues lo que denunciaban era un abuso policial.

Según pudimos indagar, a Lizeth se le acusa de haber agredido a un policía dejándolo herido con una ruptura en la cabeza y con heridas en distintas partes del cuerpo, lo cual a decir de los testigos y de algunos registros no se ajusta a la realidad.

Lizeth le envía un mensaje al presidente regional de Cajamarca: “Gregorio Santos, ahora ya no creo en la lucha social, ya no creo en el mensaje que se daba, ahora necesito ayuda y quiero decirle que no se olvide de mí, no todo en la vida deben ser los votos ni las reelecciones”.

Arriba