Cerrar

Asesinato de Mónica Spear Deja Ver la Crisis de Inseguridad Ciudadana que aun Vive Venezuela

Foto: Telemundo
Foto: Telemundo

Un análisis sobre la situación y las reacciones que Venezuela ha registrado luego del asesinato de la Miss Venezuela 2004, Mónica Spear y esposo, el empresario británico Henry Thomas Berry; publicado recientemente por la BBC, deja luces de lo que parece indicar la crisis de la seguridad ciudadana en Venezuela.

Las investigaciones policiales indican que Spear y su esposo fueron víctimas de un modus operandi que usan comúnmente los asaltantes de camino, usando un obstáculo colocado en la vía que dañó el vehículo en el que viajaban. Mientras eran asistidos por una grúa, se presentó un grupo de delincuentes y, por razones aún desconocidas, dispararon contra las víctimas que se habían refugiado dentro del vehículo.

La cobertura que los medios de comunicación han dado a este episodio, además de los comentarios en redes sociales; da la impresión de que es un episodio fuera de la realidad del país. Lo cierto es que en Venezuela, la inseguridad no distingue entre un empresario o un obrero, un ama de casa o la ex Miss Venezuela; todos pueden pertenecer a lista de más de 24.000 muertes que se produjeron en el país, según el informe del 2013 del no gubernamental Observatorio Venezolano de la Violencia (OVV).

Los episodios violentos tiene tantas versiones que se vuelven comunes en el desarrollo del día a día, peor cuando le sucede a alguien como Spear, la indignación colectiva se deja entrever y además la aun existente polarización política que padece la sociedad venezolana.

 

Un poco de historia

Hugo Chávez llegó al poder en 1999, cuando  se registraban unas 5.000 muertes violentas en Venezuela. La inseguridad ya era un tema que preocupaba a los venezolanos que reconocían que la suya era una sociedad violenta. La estrategia fue achacar el problema a la creación de «matrices de opinión» interesadas, cuyo fin era desprestigiar y finalmente derrocar la llamada revolución bolivariana.

En tanto las muertes iban en ascenso, 2003 finaliza con 11.342 homicidios y diez años después en el 2013 se registran 24.763 homicidios. Estas cifras fueron obtenidas de Observatorio Venezolano de la Violencia (no gubernamental) pues el gobierno Chavista puso fin a la práctica de informar oficialmente sobre los índices delictivos con regularidad y hasta se cerraron las salas de prensa en las dependencias policiales.

El actual presidente Venezolano Nicolás Maduro, reconoció por primera vez en 14 años que la inseguridad no es una «percepción» sino un problema real que angustia a los venezolanos, como indicaban desde hace años todas las encuestas de opinión.

Desde que Maduro decidió sacar al ejército a las calles como nuevo plan de seguridad, ver soldados con camuflaje y rifle en mano es cosa común en Venezuela. Esto daría la imagen de un país en guerra y no de seguridad ciudadana, aunque ese no sea el caso. A a pesar de ello el número de homicidios si refuerza la imagen de que la situación está peor que la de otros países enguerrillados.

Arriba