Cerrar

Así ingresó el Rey Momo al tradicional Carnaval Cajamarquino

Otro sábado de carnaval, los hijos del rey momo se reúnen para recibirlo, envestidos de coloridas pinturas que cubren rostro y cuerpo, y por supuesto acompañados de los infaltables instrumentos para entonar las coplas del carnaval, además de llevar consigo la rica chica para refrescar la garganta, recargar energía y engañar al frío.

Los puntos de reunión fueron el barrio Santa Elena (salida a la costa) y la avenida Atahualpa (grifos el “Che”), los carnavaleros esperaban al Rey Momo para acompañarlo en el recorrido por las calles de Cajamarca.

El espíritu carnavalero era tan grande que ni transeúntes y vehículos que se encontraban por el camino se salvaron de ser bautizados con agua y pintura.

Cada cual con su Barrio o con grupo de amigos, esenciales las coplas, las risas, los bailes y la algarabía que se irradiaba que contagio a nuestros turistas, todos ese sábado sin importar nada eran hijos del Ño Carnavalon y su Amada Cabezona.

No importa la lluvia, ni el frío, los carnavaleros terminaron el recorrido para luego estacionarse en la

1900017_824943704187451_1168011641_n

Plaza de Armas, para bailar y cantar al ritmo de las picarescas coplas cajamarquinas.

De esta manera si inicio los tres días centrales del Carnaval de Cajamarca.

Arriba