Cerrar

Lo bueno, lo malo y lo feo del Carnaval de Cajamarca 2020

El carnaval cajamarquino, querido por muchos y odiado por otros, terminó después de 5 días de fiesta pero deja algunas lecciones y muestra lo que se debe corregir en el futuro

Desfile de Patrullas y Comparsas 2020. Foto: @Jesh_Photo / La Rotativa

Como todos los años, el Carnaval de Cajamarca convoca a miles de personas en sus días principales, pero este año ha superado las expectativas. Aún no hay cifras oficiales, pero se estima que aproximadamente 20 mil turistas llegaron a la ciudad del Cumbe.

Por otro lado, la deficiente organización, falta de seguridad en los eventos y la falta de criterio por parte de algunas instituciones como Hidrandina, dejaron una mala imagen. Pero no todo es negativo, repasemos lo bueno, lo malo y lo feo del Carnaval de Cajamarca 2020.

Lo bueno

Cajamarca y su gente
Debemos primero destacar la calidez y hospitalidad de los cajamarquinos para recibir a los turistas nacionales y extranjeros. Buenos gestos que son una característica permanente y no solo se ve en carnavales.

La promoción del Carnaval en Lima
El Gobierno Regional de Cajamarca encabezó una delegación que promocionó el carnaval en la capital. Primero fue el Aeropuerto Jorge Chávez, luego en Palacio de Gobierno y finalmente en el Parque Mágico del Agua.

La gran afluencia de turistas
Tras la promoción, llegaron turistas de todos los rincones del país. No faltaron los visitantes extranjeros. Las cifras oficiales se sabrán el próximo mes, pero se estima que más de 20 mil personas visitaron Cajamarca para disfrutar los días principales del carnaval. Gran aporte a la débil economía cajamarquina. Las ventas en casi todos los establecimientos aumentaron considerablemente.

La descentralización del Carnaval de Integración
Por primera vez, la elección de la Señorita Integración se realizó en una provincia que no era la capital de la región. Gracias a esta decisión, el Gobierno Regional mostró y promocionó la riqueza cultural y turística de Celendín, la tierra del Indio Mayta.

Realizar el certamen de belleza en Celendín dinamizó la economía de esta provincia al congregar a miles de visitantes de toda la región. El coliseo fue abarrotado.

Lo malo

Falta de organización desató desorden y caos
El Comité no estuvo a la altura de lo que demanda la fiesta más grande de Cajamarca. La organización de los eventos fue deficiente. El Concurso de Patrullas y Comparsas, fue un caos. Peor fue el Gran Corso, comenzó al mediodía, terminó cerca de las 8 de la noche con comparsas como Cumbemayo desfilando en tinieblas. Comité desaprobado.

Colapsaron emergencias de la PNP y Serenazgo
Las líneas telefónicas de de estas instituciones colapsaron debido a la gran cantidad de casos de personas alcoholizadas. La mayoría ocurrió el sábado 22 de febrero, día de la entrada de Ño Carnavalón.

Alcoholizados en la Entrada de Ño Carnavalón.

Peleas
La explanada del Qhapaq Ñan fue escenario para enfrentamientos entre jóvenes que incluso, se agarraron a botellazos. Cada año peor.

Peligro en los palcos
Un palco de fierro y madera, se cayó con todos sus ocupantes en pleno corso. Afortunadamente, solo un menor sufrió heridas leves y no ocurrió una desgracia mayor. Se continúa instalando estructuras sin supervisión (y aprobación) de personal capacitado como ingenieros que determinen la cantidad de carga que pueden soportar. El propietario hace lo que quiere, ocasionando así, accidentes lamentables.

Subida de precios sin control
Es cierto que la oferta/demanda en economía determina el precio de algún producto o servicio, sin embargo, algunos hoteles y empresas de transporte se aprovecharon de la demanda y subieron el precio de manera abusiva. Habitaciones a 250 y 300 soles por noche, nos reportaron. Algunos durmieron en la calle. En el caso de los pasajes, desde Trujillo o Chiclayo, el más barato estaba 80 soles. No hubo fiscalización por parte de Indecopi ni nada.

Lo feo

Corte de fluído eléctrico
Hidrandina repuso la energía eléctrica casi a las 8 p.m en toda la ciudad. Establecimientos y semáforos no funcionaron todo el día. Ya es tiempo de que entiendan que mucha gente odia el corso (por el desorden u otro motivo) y prefiere salir a comer, visitar algún lugar o descansar.

Para evitar accidentes, el corte solo debe ser en las inmediaciones por donde se realiza el corso.

Noche de reinas
Un certamen de belleza no puede demorar tantas horas. La elección de Señorita Carnaval de Cajamarca finalizó a las 3 de la mañana.

Personas acampando en el centro histórico.
Unos desconocidos se atrevieron a acampar frente al Conjunto Monumental Belén. Fueron retirados.

Basura

Basura en el recorrido del Corso. Foto: Mayer Abanto.

Después del caos, basura. Toneladas de desechos quedaron en las calles de Cajamarca después de los tres días principales del Carnaval (Entrada, Patrullas y Comparsas, y Corso). Para el próximo año, deben colocar contenedores.

Como vemos, hay mucho que corregir. La Municipalidad Provincial de Cajamarca debe trabajar urgente un plan que permita mejorar lo hecho este año, junto a las autoridades con participación de la población cajamarquina. Depende de nosotros ordenar y mejorar el carnaval preferido de los peruanos.

Arriba