Cerrar

¿Quién para a las Rondas?

alondra
Imagen: Tres hombres rodean a una mujer y la golpean salvajemente.

Luego de su última intervención, las rondas urbanas están en el ojo de la tormenta, mientras un grupo se empeña en defender su accionar, agresivo y desmesurado, otro gran número de personas ha decidido criticarlos duramente y solicitar que las personas que intervienen los locales sean identificables, ya que, en muchos casos no se pueden iniciar acciones legales porque los supuestos ronderos llegan encapuchados y portando pasamontañas.

Ante esta situación CajamarcaGlobal llegó hasta el local conocido como «Alondra», el mismo que funciona a la salida de Cajamarca y que a decir verdad, cuenta con toda su documentación en regla, sin embargo, decidimos preguntar a los vecinos, como es que conviven con este negocio de propiedad del empresario Carlos Toledo.

«Hay mucha gente que sale ebria de ese lugar (Alondra) y comienzan a pelear, a veces no respetan a los que vivimos por aquí, pero hay otros locales que están a unas cuadras, donde acuden delincuentes y gente de mal vivir, esos son los mas problemáticos» nos indica un morador, mientras indirectamente nos explica que no está de acuerdo con los golpes propinados a las mujeres que trabajan en el lugar.

Otra vecina nos cuenta que por la zona donde se encuentra este local ocurren muchas peleas, «No nos sentimos seguros», nos dice, pero aclara que como mujer no está de acuerdo con la última intervención de las rondas urbanas, «Las han golpeado con exageración, a una mujer no se le puede pegar, sea quien sea», expresa, visiblemente fastidiada. Y así un grupo de personas nos brinda el mismo mensaje.

Hasta la fecha se sabe que los ronderos que ingresaron a este Nigth Club serán denunciados por lesiones y otros ilícitos.

Los trabajadores del local también indicaron que luego del ingreso de los ronderos se perdieron mas de dos decenas de celulares y cerca de 2 mil 100 nuevos soles.

No está demás señalar que todos somos iguales ante la ley, es decir, nos ampara y juzga el mismo ordenamiento jurídico, por lo que es bueno mencionar que el artículo 2, inciso segundo de la Constitución Política del Perú, que a la letra dice: «Toda persona tiene derecho  A la vida, a su identidad, a su integridad moral, psíquica y  física y a su libre desarrollo y bienestar». Usted amigo lector saque sus propias conclusiones.

Arriba