Cerrar

¿Real Discriminación?

real-plaza-cajamarca
Empieza con el pie izquierdo. El último viernes se realizó la inauguración del aun no terminado Centro Comercial Real Plaza, sin embargo, lo que ocupó las miradas al inicio de la ceremonia, no fue precisamente el evento, sino como es que el personal de seguridad de esta empresa realizaba un férreo control en la puerta de ingreso.

Y es que a la tan anunciada inauguración no podían ingresar los mortales comunes, sino solo los que con anterioridad habían recibido una invitación, es decir, Real Plaza pretendía realizar una inauguración a puertas cerradas, algo muy curioso para una empresa que – por estar de llegada en la ciudad- debería abrirse a todo el público.

Ahora bien, ante la fastidiada mirada de los ciudadanos que esperaban con desazón en la puerta y con muchos medios de comunicación en la misma situación, los integrantes del equipo de seguridad del centro comercial tuvieron que llamar a sus superiores para comunicarles el hecho y luego de deliberar por varios minutos se decidió que todos entraran, sin embargo, el desaire a los que acudieron animosos al lugar ya había sido cometido.

Ante esto surgen algunas interrogantes, ¿No es por situaciones como esta que los cajamarquinos no creen en las grandes empresas? ¿Será por acciones como las del viernes que luego se generan conflictos?

Lo que debería aprender Real Plaza desde el inicio, es tener una política de apertura y diálogo con la población, si no lo hace, estamos seguros que luego tendrá problemas.

Arriba