Cerrar

Dictan seis años más de prisión para sujeto que quemó a Juana Mendoza

Esneider Estela siguió juicio por video conferencia este jueves. Esta sentencia se suma a los tres años de cárcel que recibió hace dos semanas, por el delito de tráfico ilícito de drogas.

El Poder Judicial sentenció este jueves a seis años y 10 meses de cárcel efectiva contra Esneider Estela Terrones (el agresor de Juana Mendoza) por otro caso pendiente de hurto agravado en grado de tentativa.

Estela siguió el juicio vía video conferencia desde el penal de Cochamarca en Cerro de Pasco, donde se quedará a cumplir su condena complementaria donde su pena también incluye una reparación civil de 250 soles.

TAMBIÉN LEE: Condenan a tres años de prisión a Esneider Estela

El juez de flagrancia Germán Merino encontró responsabilidad en Esneider Estela por el delito de Hurto Agravado en grado de Tentativa conjuntamente con su coacusado Richard Sànchez Huamán, cuyo caso delictivo corre en el expediente judicial 133-2018 en agravio de Marilu Becerra Quispe, cuya acusación ha sido sustentada por el fiscal Jaime Vásquez Ramírez.

EL CASO

El sentenciado con fecha 23 de enero del 2017 fue intervenido por la policía cuando participó con su cómplice en el hurto de una autoradio del vehículo de la agraviada cuando se encontraba estacionado en la cuadra ocho del jirón Miguel Iglesias y luego intentaron venderlo en el centro comercial Polvos Dorados “La Cachina” ubicado en el jirón Chanchamayo.

REINCIDENTE

El juez al sentenciarlo encontró que Esneider Estela tiene la condición de reincidente por delitos contra el patrimonio. “Es un delincuente habitual”, fundamentó.

Efectivamente Esneider Estela que ya había antes purgado cárcel por la comisión de otro delito contra el patrimonio, obtuvo su libertad porque una sala penal lo absolvió, luego que un colegiado de la Corte Superior de Cajamarca lo condenara.

Fue entonces que Esneider salió de la cárcel esta vez para cometer el crimen contra Juana Mendoza, caso que aún se ventila y donde los deudos de la víctima exigen la máxima pena.

Arriba