Cerrar

Pedro Castillo juega con niños mientras el país se desangra en protestas en varias regiones

El presidente de la República muestra una total indiferencia con los problemas que aquejan los peruanos

El paro de transportistas y la población incrementa en Piura, Trujillo, Cajamarca y otras ciudades del Perú, sin embargo, en vez de solucionar los problemas, el presidente Pedro Castillo prefiere jugar con niños y tomarse fotos en San Juan de Lurigancho.

Las protestas se intensifican con bloqueos de carreteras en diferentes puntos de las regiones de Lima, San Martín, Cajamarca, Trujillo, Piura y Ucayali, lejos de atender la problemática, el jefe de Estado asistió a una institución educativa para jugar con niños, mientras el país se desangra por enfrentamientos entre población y la Policía.

Los manifestantes bloquearon la carretera central desde muy temprano, este lunes. Con enormes rocas y llantas, impidieron el paso a taxistas y buses de transporte público, perjudicando a un gran número de trabajadores.

En Lima, cerca al mercado de Caquetá, también se registraron protestas, cerca a la estación del Metropolitano.

Otra de las ciudades que también amaneció con protestas y bloqueos es Trujillo. Las marchas vienen perjudicando a miles de trabajadores que hacen uso del servicio de transporte público en varios puntos de la ciudad.

En Jaén, Cajamarca, un grupo de transportistas también bloquearon varias vías de la ciudad cafetalera. Manifestantes también cerraron el paso la carretera que une San Ignacio con Jaén. En la capital de región aún no se registran bloqueos.

Protestantes en Tarapoto y Pucallpa quemaron llantas e incendiaron vehículos. «Mira lo que estás haciendo a la gente, ¿Dónde está tu lema: no más pobres en un país rico? el único pobre que se está haciendo rico eres tú y toda tu familia», expresó un ciudadano.

Por otro lado, en Tarapoto un grupo de ‘manifestantes’ saqueó una tienda. Población denuncia que hay infiltrados en las protestas.

Arriba