Cerrar

Brecha salarial se incrementó fuertemente y se cerraría dentro de 50 años

La brecha de ingresos laborales entre hombres y mujeres de todo el país se incrementó de 19% en 2020 a 25% en 2021

Una señora vende flores caminando en las inmediaciones del 'mercadillo' en Cajamarca. Foto: www.larotativa.pe

El Día Internacional de la Mujer representa una oportunidad para poner en evidencia los principales desafíos que enfrenta el Perú para eliminar las desigualdades de género. Si bien se registraron avances durante los últimos años, diversos indicadores revelan que, producto de la pandemia, las mujeres habrían experimentado un entorno más adverso para acceder no solo a mejores condiciones laborales, sino también a posiciones de mayor liderazgo en el Ejecutivo, informó el IPE.

Mayor brecha salarial

Las mayores dificultades que han tenido las mujeres para retornar al mercado laboral han ocasionado que sus niveles de ingreso se recuperen a un ritmo más lento que el de los hombres, lo cual ha acentuado las brechas salariales de género. En efecto, la participación laboral femenina se ha visto limitada a raíz de la pandemia por el aumento de las labores domésticas -mayor cuidado infantil en clases virtuales-, y las restricciones de movilidad y aforo que afectaron a sectores intensivos en la contratación de mujeres como comercio y servicios.

En esa línea, de acuerdo con cálculos del IPE a partir de la Encuesta Nacional de Hogares (ENAHO), la brecha de ingresos laborales entre hombres y mujeres de todo el país se incrementó de 19% en 2020 a 25% en 2021. Sin embargo, al ajustar las remuneraciones por características como edad, nivel educativo y actividad económica, la brecha salarial se habría ampliado de 24% en 2020 a 35% en el 2021, el nivel más alto en una década.

La paridad económica sería un objetivo esquivo en el corto plazo. Asumiendo el ritmo promedio de crecimiento de los ingresos de los últimos 15 años (2004-2019), la brecha salarial de género se podría eliminar recién dentro de 50 años.

Gabinetes menos paritarios

En el 2021, se perdió la oportunidad de que el empoderamiento de las mujeres en el ámbito político sea mucho mayor. Mientras que la participación de las mujeres en Congreso alcanzó un récord histórico (38%), la proporción de ministerios liderados por mujeres se ha reducido a solo 18% en promedio durante los siete primeros meses de la actual administración. Dicho porcentaje representa casi la mitad del promedio de los gabinetes conformados a lo largo de última década (33%).

Brechas en logros educativos

Las mujeres aún enfrentan mayores dificultades para completar logros educativos en comparación a los hombres. En el 2020, el 65% de varones de 15 a más años había completado la educación secundaria. En cambio, solo el 58% de mujeres alcanzó dicho nivel educativo. Según el Índice Global de Brecha de Género del Foro Económico Mundial, mientras que países vecinos como Argentina y Colombia han logrado reducir por completo la brecha de género educativa, el Perú se ubica en el puesto 95 de 156 países evaluados.

El costo económico del embarazo adolescente

El presupuesto público para el año 2022 destinado para cada mujer entre 15 y 49 años resulta más bajo en regiones con mayores necesidades insatisfechas de planificación familiar. Considerando que más de la mitad de las mujeres que usa algún método anticonceptivo moderno lo adquiere de una institución pública, el rol del Estado para asegurar una adecuada planificación resulta clave y, por ahora, ineficiente.

Una inadecuada planificación familiar repercute, entre otros factores, sobre el embarazo adolescente, siendo las mujeres de menores ingresos las más perjudicadas. Se estima que las adolescentes entre 15 y 19 años del quintil más bajo de ingresos registran una probabilidad 5 veces mayor de quedar embarazada que las del quintil más rico. Producto del embarazo adolescente, se reduce la posibilidad de tener un empleo, sobre todo formal, lo que significaría un ingreso salarial hasta 14% menor, en promedio.

Es necesario que cada 8 de marzo se convierta en una fecha para reconocer los avances y redoblar los esfuerzos para que tanto mujeres y hombres puedan desarrollarse en igualdad de condiciones y acceder así a las mismas oportunidades.

Arriba